Hydrolive | Enfermedades mitocondriales y Dermatomiositis
16248
page-template-default,page,page-id-16248,page-child,parent-pageid-16201,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Enfermedades mitocondriales y Dermatomiositis

Enfermedades mitocondriales y Dermatomiositis

Estudios

La mitocondria es la principal fuente de estrés oxidativo, ya que la cadena respiratoria libera continuamente radicales libres. Ensayos preliminares han demostrado que beber agua rica en hidrógeno mejora la patología de las enfermedades mitocondriales.

Ito et al. realizaron un ensayo abierto para probar el efecto del agua hidrogenada (1 litro/día) durante 12 semanas en 14 pacientes con enfermedades musculares, incluyendo distrofias musculares, polimiositis/dermatomiositis y miopatías mitocondriales. Se observaron mejoras significativas en los marcadores de función mitocondrial, especialmente en la relación lactato:piruvato, que es un biomarcador más sensible, el cual se redujo un 28% en las miopatías mitocondriales. El MMP3, que representa la actividad inflamatoria, se redujo un 27% en la dermatomiositis.

Seguidamente, se realizó un ensayo aleatorizado, cruzado, doble ciego, controlado con placebo, en el que se administró agua hidrogenada o placebo (agua normal) (0,5 litros/día) durante 8 semanas a 22 pacientes con dermatomiositis y miopatías mitocondriales. Se observó una diferencia estadísticamente significativa sólo en los niveles de lactato sérico en las miopatías mitocondriales por el consumo de agua hidrogenada, aunque la relación lactato:piruvato en las miopatías mitocondriales y el MMP3 en las dermatomiositis también tendían a disminuir con el consumo de agua hidrogenada.

Descubre todo lo que necesitas saber para utilizarla y consejos para mantenerla cuidada